El arte de la pira funeraria

El arte de la pira funeraria                         25/4/2012

En el MAC de Casoria (Nápoles) han empezado a quemar cuadros contemporáneos como gesto de protesta. El motivo exacto de la protesta no lo conozco ni  importa mucho: protestar en los tiempos corrientes siempre está bien por definición. Implementar los métodos y recursos de la protesta es lo que se podría discutir.

Gijón1947 (homenaje a Luis Ciges)
óleo s/tela 160×120/ manolo2001

A mí las piras funerarias siempre me han dado mala espina, quizá por la costumbre de quemar en ellas lo ajeno (para protestar yo, voy a quemar un cuadro tuyo). Sabemos que los nazis también quemaron algunos cuadros; no debieron ser muchos porque habitualmente optaban por el robo, saqueo y reventa, mecanismo de mercado más práctico que el que hoy nos ocupa. En Casoria  han pedido permiso a los autores, gesto generoso dado que una obra pagada pasa a propiedad absoluta del dueño que lo mismo la exhibe en una pared, la da a su sobrino para que la repinte o decide quemarla, como en el caso citado.

La protesta quizá se deba al pinchazo mercantil de la burbuja artística. Si todos los responsables de la misma tomaran una decisión equivalente para protestar contra sí mismos, una gigantesca ola de incendios provocados ardería de NY a Berlín pasando por Londres. No sé cómo se implementa una pira en caso de esculturas metálicas o pétreas. Si los responsables de todas las burbujas especulativas de hoy imitaran al director del MAC de Casoria ardería el mundo. Pero en Arte las imitaciones no son recomendables (en lo otro, no sé). Además tengo la sospecha intima de que cuando se empieza quemando cuadros podría proseguirse quemando libros. Y ya saben Vds. lo que pasa a continuación de quemar libros y como   termina  la cosa. Que no nos pase ná. Avisados quedáis.

©artemanolo,2012