El Arte total

                                                                                         3.10.2012

Me encantan las expo retrospectivas. Lo dije y lo repito. De hecho, solía frecuentarlas antes que se declarara oficialmente la crisis habitual del capitalismo y los subsiguientes recortes y congelaciones que el diablo confunda tanto como a sus exégetas.

Esta temporada tenemos dos referencias. Una en el Guggi de NY,  Picasso en blanco y negro. Otra, en el Reina Sofía: Encuentro con los años 30.

A la de NY no voy porque los aviones me resultan incómodos y es lejos. A la del reina Sofía ya se verá.

El crítico /óleo s/carton 44×32/ Manolo1993

Me ha llamado la atención la crítica poética que trata de asociar el blanco y negro de algunos picassos con sus estados de ánimo, como si don Pablo hubiera sabido qué es eso.

Más me llama la atención que en alguna prensa nos ilustren la idea blanco y negro del artista con un cuadro – Mujer sentada en un sillón– en que a pesar de la reproducción defectuosa  se ven  cuatro colores básicos: blanco, negro, azul y sepia, y no dos como sugiere el susodicho eje conceptual. Las combinaciones posibles por sustracción de 4 colores son tan amplias que nada tienen que ver con el b/n tan traído y llevado estos días.

En el Guggi solo me han dejado ver un cuadro virtual: Marie Therese frente y perfil. Es interesante pero tampoco  en b/n; aparece un tono cremoso que podría ser la preparación del lienzo o quizá un color añadido. Eso del blanco y negro a lo mejor es una imagen poética, no sé.

Un sesudo estudio afirma que don pablo llego a matizar 500 tonos de gris. A saber a qué llamaran gris los enterados. Aunque 500 grises sean viables informáticamente, un ojo humano no podría percibirlos todos, incluso  adiestrado en el oficio. Pero bueno, siempre he sido de la opinión que una retrospectiva conlleva un comisariado y unos presupuestos y trabajos tan exigentes que no debemos criticar a los críticos. Bastante  hacen con inventarse grisallas y sentimientos íntimos de pintores espíritu de seta que nunca gastaron nada similar. El arte poético siempre está bien y más si lo añadimos al arte de la crítica especializada.

Y si la creación artística  forma ya  una parte de nuestro quehacer cotidiano, no vamos a ser menos aquí dejando de recomendar Bau arkitektoak  (http://bauarkitektoak.com/) que te realizan una creación en un plis sobre optimización energética de edificios y todo tipo de gestiones y planificaciones urbanísticas/ecológicas.

Así  se encuentra hoy el Arte: en crisis total, pero absolutamente imprescindible para sobrellevar tanto la depresión  económica como las otras; y, de paso, para ignorar a  los predicadores  de  bondades y excelencias  que nunca terminan de fastidiarnos, o sea a los profetas del  Antiarte como si dijéramos.

©artemanolo, 2012

Anuncios